DEPOSITO_GLP

¿Es posible adaptar un coche normal a GLP?

El GLP o gas licuado del petróleo es una mezcla de propano y butano comprimido hasta tal punto que licúa que se ha convertido en una alternativa real a los vehículos que repostan gasolina. Con un ahorro medio del 50% respecto al precio habitual de los carburantes, para poder beneficiarse del mismo es necesario instalar un kit de conversión en el vehículo y realizar, al menos, 15.000 kilómetros al año para empezar a notar el ahorro.

Elementos de un kit de conversión GLP

Lo primero que debemos saber es que la instalación de dicho kit no precisa de modificaciones en el motor de nuestro vehículo, y que su coste se estima entre los 2.000 y los 3.000€, dependiendo del número de cilindros del mismo. Para realizar la adaptación de un vehículo a GLP hay que instalar un kit de conversión que consta de los siguientes elementos:

– Depósito de GLP: instalación de un depósito toroidal (con forma de rueda) en el hueco de la rueda de repuesto del vehículo con el fin de no eliminar volumen de carga en el maletero.

– Boca de carga: se instala normalmente en un lateral del vehículo, bien en el propio hueco original junto a la boca de llenado de la gasolina -si hay espacio suficiente- o bien en el propio lateral.

– Mangueras o tuberías: son las encargadas de conducir el gas desde el depósito hacia la parte delantera del motor y que se conectan a la válvula de corte.

– Válvula de corte: consiste en una electroválvula ensamblada en un reductor, que corta el caudal de gas cuando el motor se para o cuando se selecciona el sistema de alimentación por otro combustible (gasolina).

– Reductor-vaporizador: es el encargado de bajar y estabilizar la presión del gas a los parámetros necesarios para el correcto funcionamiento del sistema. En este proceso el gas pasa de estado líquido a gaseoso.

– Inyectores: son los encargados de inyectar el gas en la forma y medida precisa en el colector de admisión, el cual posteriormente entra directo a la cámara de combustión (cilindros).

– Centralita: es la encargada de controlar la dosis de gas necesaria para el motor en cualquier momento en base a los datos recibidos por el sensor de presión, temperatura del gas, revoluciones del motor y del tiempo de inyección en gasolina.

– Conmutador: consiste en un mando de control que se instala en el salpicadero del vehículo mediante el cual se selecciona el modo en el que se quiere circular (Gas o Gasolina).

FUENTES:

http://www.autofacil.es/tecnica/2014/11/12/preparar-motor-funcione-glp/21428.html

http://www.aoglp.com/index.php?option=com_wrapper&view=wrapper&Itemid=101

http://www.motorpasionfuturo.com/glp-gnc/glp-que-es-y-para-que-sirve